Pimienta de Cayena, el cultivo ideal para empezar con tu huerto urbano

| |

Las plantas, sobre todo las aromáticas y las medicinales, son mi pasión. Sin embargo, no se me da muy bien cuidar de ellas. Ya he intentado crear un huerto urbano en mi balcón, pero ha sido una experiencia un poco frustrante. Los resultados no han ido más allá de 4 tomates, unas fresas para pitufos y algunas aromáticas pachuchas.

Afortunadamente, hace unos meses mi hermano (que de huertos entiende mucho) ha estado de visita en Barcelona y, entre otras cosas, me ha dado algunos consejos para cuidar de mis plantas. Según su opinión, la situación de mi balcón no es de las más favorables. Los rayos del sol llegan entre las 13 y las 15 horas y el tipo de tierra que estaba utilizando no era adecuado. Por eso, me propuso intentar con otro tipo de cultivo más resistente como la pimienta de Cayena.

Si tienes el mismo problema en tu huerto urbano, o no tienes mucha práctica, puedes probar con este tipo de cultivo. No requiere de grandes cuidados, ofrece cosechas abundantes y te aseguro que el resultado es muy gratificante.

Además, es una planta culinaria ideal para dar un toque de color a tu casa. Eso sí, colócala en sitios seguros si tienes niños pequeños, puesto que sus frutos en contacto con la piel son irritantes.

Pimienta de Cayena cultivo en casa

La planta requiere un clima cálido para desarrollarse y un terreno bastante suelto, capaz de drenar correctamente el agua. Por eso, en las regiones del sur de Europa se aconseja sembrar la pimienta a mediados o finales de invierno. De este modo, al llegar la primavera la planta podrá aprovechar la luz y las temperaturas agradables para desarrollarse y empezar su floración.

Si vives en zonas con inviernos suaves como en mi caso, puedes cultivar la planta también a finales de verano y cosechar las cayenas en este período.

Para que puedas quitarte cualquier duda y aprender a preparar tu semillero, te dejo este vídeo de La Huertina de Toni, que muestra cómo cultivar pimienta de Cayena paso a paso.

Usos medicinales de la pimienta de Cayena

Detrás de ese picor agudo que causa la Cayena cuando entra en contacto con la piel o las mucosas, se esconde su poder medicinal. El fruto maduro de esta planta contiene una oleorresina con propiedades analgesicas y antiinflamatorias.

La capsaicina, el principal principio activo de la oleorresina, utilizada en emplastos estandarizados para uso tópico provoca una sensación de picazón. El organismo responde liberando sustancias que reducen la sensación de dolor en las zonas tratadas.

El principio activo de la Cayena se utiliza sobre todo en cremas y preparados de uso tópico para aliviar lumbalgia y dolores musculares en general (fuente: Fitoterapia.net).

Propiedades nutritivas de la pimienta de Cayena

En algunos países el nombre puede variar: chile, guindilla, paprika, pimiento picante, ají… Pero sigue siendo un fruto característico por su gusto picante. El nivel se determina utilizando la Escala Scoville desarrollada en 1912.

Si te gusta esta especia y la utilizas en tus recetas te gustará saber que tiene interesantes propiedades nutritivas. Además de un buen porcentaje de fibra y proteína, la pimienta de Cayena contiene sales minerales como:

  • Potasio
  • Magnesio
  • Calcio
  • Cobre
  • Hierro
  • Cinc

Y vitaminas del grupo A, B, C, D y E.

Si el picante en la cocina no es lo tuyo, puedes aprovechar esta planta para dar un poco de color a tu huerto urbano. Con la cosecha, además, podrás preparar un spray ecológico para combatir las plagas en el huerto, y unas maravillosas conservas caseras para tus amigos amantes del chile. Te explicaré cómo en el próximo post 🙂

Y tú, ¿qué cultivas en tu huerto urbano?

También te podria interesar

Origen y uso de la garra del diablo (Harpagophytum procubens)

¿Cómo se hace la infusión de malva y para qué sirve?

Libros de fitoterapia: tipos y ejemplos

Deja tu comentario