Baño de bosque: una actividad sencilla que nos hace sentir bien

| |

Estar en contacto con la naturaleza nos hace sentir bien. Respirar aire puro, sentir el olor de la resina de los árboles o escuchar el canto de los pájaros nos relaja y es algo que probablemente hemos aprendido a apreciar aún más en los meses de confinamiento en las ciudades. También por esto, actividades como los baños de bosque son cada vez más populares. 

Si amas la naturaleza es posible que ya hayas practicado baños de bosque sin saberlo. En este artículo te explicaré más detalles acerca de esta actividad y los beneficios que nos brinda.

Qué es un baño de bosque (Shinrin Yoku)

Baño de bosque corresponde al término japonés Shinrin Yoku que utilizaron inicialmente técnicos forestales de Japón.

En la práctica este término hace referencia a la acción de absorber la esencia del bosque a través de los sentidos.

Uno de los mayores expertos en baños de bosque que ha investigado esta práctica desde el punto de vista científico es el Dr. Qing Li, autor del libro “El poder del bosque. Shinrin-Yoku: Cómo encontrar la felicidad y la salud a través de los árboles”.

Este autor es inmunólogo de la Escuela Médica japonesa y vicepresidente de la Sociedad Internacional de Medicina Natural y del Bosque, entre otros encargos.

En un artículo publicado en la revista Time el Dr. Qing Li ofrece la que me parece la mejor definición de los baños de bosque:

“No se trata de hacer ejercicio, caminatas o carreras. Un baño de bosque es simplemente estar en la naturaleza, conectarnos con ella a través de la vista, el oído, el gusto, el olfato y el tacto. Shinrin-yoku es como un puente. Al abrir nuestros sentidos, une la brecha entre nosotros y el mundo natural”.

Algo que aparentemente es muy sencillo, puede no serlo para quien ha nacido y crecido en entornos urbanos, donde las oportunidades de estar en contacto con la naturaleza son escasas.

Sin embargo, el mismo autor y los estudios realizados sobre la practica del Shinrin Yoku indican que para disfrutar de sus beneficios no es necesario mudarse al campo. Tan solo algunas horas en entornos naturales puede traernos muchos beneficios.

Tampoco hay que desplazarse hacia el bosque para practicar baños forestales, por lo que incluso quien vive en la ciudad puede disfrutar del Shinrin Yoku. ¿Cómo? A continuación, encuentras más detalles.

Cómo se practica esta terapia forestales

La práctica de esta actividad en contacto con la naturaleza no requiere preparación ni equipo. Simplemente tendrás que:

  • Encontrar un entorno natural al aire libre. Puede ser un jardín, un parque y si puede ser un bosque, mejor.
  • Apagar el móvil, no llevar cámara ni otros dispositivos tecnológicos. No los necesitarás.
  • Caminar despacio por el entorno, pero sin proponerse metas.
  • Prestar atención a lo que se percibe con los sentidos, explorar el entorno con la vista, el olfato, el tacto y el oído.
  • Conectar con la naturaleza y dejar que la mente y el cuerpo se relajen acompañando el ritmo del entorno natural.

Este ejercicio parece sencillo para quien está acostumbrado a vivir en contacto con la naturaleza. No obstante, las personas que han vivido en las ciudades toda su vida podrían no sentirse a gusto en el bosque o tener dificultad para crear esta conexión con la naturaleza.

Los baños de bosque guiados son una opción si quieres vivir esta experiencia pero no te animas a hacerla solo. Existen muchas asociaciones y profesionales que ofrecen este tipo de actividad y organizan baños de bosque. Si buscas por internet, estoy segura de que encontrarás fácilmente actividades de baños de bosque Barcelona, Madrid y por cualquier región.

Eso sí, según el Dr. Qing Li y otros expertos en terapia de bosque la práctica del Shinrin Yoku tiene efectos positivos sobre la salud especialmente si se realiza con constancia.

Los beneficios de absorber la esencia de los bosques

El concepto de baños de bosque se ha acuñado y desarrollado en Japón, pero es una práctica que rápidamente se ha puesto de moda en todo el mundo.

Uno de los motivos de su popularidad está sin duda en los efectos que produce. Si has practicado el Shinrin Yoku alguna vez (incluso sin ser consciente de que pasear por el bosque y conectar con la naturaleza tuviera un nombre) habrás sentido cierta sensación de bienestar. Pero ¿a qué se debe? ¿Qué beneficios nos brinda?

La Association of Forest Therapy ha contribuido a la difusión de este tipo de actividades a nivel internacional y además de formar guías para la práctica de baños de bosque y otras terapias en contacto con la naturaleza, realiza investigaciones sobre estas prácticas. 

Los estudios llevados a cabo hasta la fecha indican que la conexión con la naturaleza que se consigue con practicas como el Shinrin Yoku son favorables para la salud en muchos sentidos:

  • Alivian el estrés. En las pruebas llevadas a cabo, se ha encontrado que los niveles de cortisol (la hormona del estrés) disminuyen tras una caminata de 40 minutos en un entorno natural.
  • Refuerzan el sistema inmunológico. En un experimento llevado a cabo en 2007 se observó un aumento del 50% de linfocitos en las personas que realizaban caminatas por el bosque durante dos horas dos días seguidos.
  • Aprovechamos los beneficios de los fitoncidas. Estas últimas son principios activos producidos por los árboles de hoja perenne como el pino y se ha observado que tienen un efecto positivo sobre nuestras defensas inmunes.
  • Favorecen la creatividad. Hay estudios que indican el efecto regenerador mental de pasar tiempo en entornos naturales respecto a los entornos urbanos. Los estudios concluyen que caminar en la naturaleza mejora la concentración y la creatividad.

Desde luego, si te apasiona la naturaleza practicar baños de bosque es una actividad que te encantará experimentar. ¿Has practicado el Shinrin Yoku? ¡Cuéntame tu experiencia en los comentarios!

También te podria interesar

4 documentales sobre la inteligencia y la importancia de las plantas

Juliette de Baïracli Levy, una historia de amor por las plantas

10 regalos originales para amantes de la naturaleza

Deja tu comentario