Origen y uso de la garra del diablo (Harpagophytum procubens)

| |

Una planta con un nombre como la garra del diablo puede no ser tan atractiva pero, sin duda, despierta la curiosidad. Cuando escuché por primera vez el nombre de esta hierba pensé que se trataría de una planta tóxica y, en cambio, no podía estar más equivocada. Incluso, ha sido una planta que me ha ayudado mucho en la recuperación tras una fractura de tobillo.

La garra del diablo, devil ‘s claw en inglés, es una hierba curativa muy interesante por sus propiedades, características e historia. Te invito a descubrirla en este post.

¿Qué es el harpagophytum?

La garra del diablo es una planta medicinal de uso tradicional en el sur de África. Su difusión en el resto del mundo se debe al colono alemán afincado en Namibia G. H. Mehnert que a principio del siglo pasado descubrió esta planta gracias a los bosquimanos y de ahí realizó varios estudios para conocer sus beneficios. 

Fue introducida por primera vez en Europa, en Alemania, como remedio natural en la década de los 50.

Esta planta medicinal se conoce como harpagofito, sustantivo que proviene del griego y que significa “planta con garfios”. El nombre científico es Harpagophytum procumbens, pero también es conocida como garra del diablo. Todas estas nomenclaturas hacen referencia a la forma de fruto de la hierba.

Origen y características de la planta medicinal harpagófito

El harpagófito es una planta originaria del sur de África y crece en las zonas desérticas sobre todo en Namibia y Botswana. En estas zonas es una de las principales plantas medicinales y se utilizan las plantas silvestres.

Donde crece el Harpagophytum se recomienda pisar con cuidado y es fácil entender porqué cuando se conocen los frutos de esta hierba.

El harpagofito es una planta herbácea perenne rastrera (procumbens significa postrada en latín), es decir, sus tallos crecen hacia la superficie del suelo. Es una planta robusta con hojas opuestas y flores en forma de embudo que miden hasta unos 7 cm y de un color que va del púrpura al rosado. 

Lo más destacado de esta planta son, sin duda, los frutos que se caracterizan por una forma que recuerda unas garras. De ahí el nombre de la planta. El fruto es bastante leñoso y puede provocar heridas e incluso la muerte de los animales que se topen con esta hierba.

A pesar de la peculiaridad de sus frutos y de que son la parte más llamativa de esta hierba medicinal, la parte utilizada con fines medicinales es la raíz

Como es una planta que se puede ver solo en su hábitat natural y no he tenido la oportunidad de ver un ejemplar de esta especie durante mi estancia en Sudáfrica, he buscado por internet para saber más acerca de sus raíces y de cómo se realiza la recolección.

Encontré este vídeo en el canal African Plant Hunter en el que se ve muy bien cómo se realiza la cosecha. Al tratarse de una planta que crece en zonas desérticas imaginé que la recolección no debería ser fácil, ¡y así es! 

Además, hay que tener cuidados especiales para no dañar la planta y cosechar solo una parte para asegurar la supervivencia de esta especie consumida en todo el mundo y que solo crece en esta región de África. Pero no te cuento más detalles sobre la cosecha del harpagófito y te dejo con el vídeo:

Usos tradicionales del harpagophytum procumbens

Las poblaciones nativas de las regiones donde crece la garra del diablo conocen y utilizan esta hierba desde hace muchas generaciones. 

La raíz de harpagófito se cosecha y se deshidrata justo después para evitar que los tubérculos se pudran. 

Como te comentaba, en las regiones de África donde la planta de harpagófito crece silvestre, es considerada una de las plantas medicinales más importantes y se utiliza para un sin fin de aplicaciones.

El harpagofito se utiliza tradicionalmente por sus propiedades medicinales como:

  • Analgésico
  • Antibacteriano
  • Antiinflamatorio
  • Sedante
  • Febrífugo
  • Laxante

Los extractos de los tubérculos de la garra del diablo contienen sobre todo sustancias amargas y un principio activo llamado harpagosido.

Varios estados Europeos tras la observación del uso prolongado de esta planta para el alivio de trastornos digestivos, han aprobado el uso de esta planta por sus propiedades digestivas.

Con relación a las propiedades analgésicas y antiinflamatorias del harpagósido y sus beneficios en caso de dolores articulares y lumbares, existen algunos estudios que avalan este efecto. Sin embargo, se consideran que son necesarias más investigaciones a largo plazo.

Contraindicaciones y otras informaciones de interés sobre el uso de la garra del diablo

Los estudios realizados sobre los efectos secundarios del Harpagophytum procumbens han destacado en algunos casos molestias leves gastrointestinales. Aun así, antes de tomar preparados a base de esta planta es oportuno consultar a un profesional de la salud que es la persona indicada para valorar posibles contraindicaciones y prescribir dosis y aplicaciones personalizadas.

Los extractos de Harpagophytum procubens así como los principios activos de otras plantas medicinales, también se aprovechan en el ámbito veterinario. Los complementos a base de garra del diablo son indicados, por ejemplo, como antiinflamatorios naturales para caballos.

La cosecha de esta hierba se ha realizado en la naturaleza durante décadas sin tener en cuenta el impacto medio ambiental. El 2002, según datos publicados por el Journal of Ethnopharmacology, “fue el año pico de exportación, se exportaron 1018 toneladas de tubérculos secos desde el sur de África, lo que representa la cosecha de millones de plantas”. 

Para prevenir mayores daños causados por la explotación masiva de este recurso, la planta está ahora protegida en Namibia, Botswana y Sudáfrica. Por lo que solo se puede cosechar si se dispone de permisos otorgados por los departamentos que se encargan de la conservación de la flora local.

¿Conocías la garra del diablo? ¿Conoces otras plantas con nombres comunes tan peculiares que te llaman la atención? ¡Te espero en los comentarios!

Créditos fotográficos:

Imagen portada Olga Ernst & Hp.Baumeler License CC BY-SA 4.0
Imagen post 2: © Secrétariat CITES License CC BY-SA 4.0

Fuentes consultadas:

  • https://www.elsevier.es/es-revista-farmacia-profesional-3-articulo-harpagofito-13044520
  • https://www.avogel.es/enciclopedia-de-plantas/harpagophytum-procumbens.php
  • http://pza.sanbi.org/harpagophytum-procumbens
  • https://www.fitoterapia.net/vademecum/plantas/index.html?planta=80
  • https://www.ema.europa.eu/en/documents/herbal-report/final-assessment-report-harpagophytum-procumbens-dc/harpagophytum-zeyheri-decne-radix_en.pdf
  • https://www.sciencedirect.com/topics/pharmacology-toxicology-and-pharmaceutical-science/harpagophytum
  • https://www.fitoterapia.net/php/descargar_documento.php?id=4394&doc_r=sn&num_volumen=30&secc_volumen=5962

También te podria interesar

¿Cómo se hace la infusión de malva y para qué sirve?

Libros de fitoterapia: tipos y ejemplos

Malva: una planta común, buena para la salud

Deja tu comentario