Uso tradicional de las plantas medicinales: clave para el descubrimiento de nuevos fármacos

| |

Muchas veces en este blog he escrito sobre los beneficios de estar en contacto con la naturaleza. Porque es una forma de desconectar de nuestra vida acelerada en las ciudades, en primer lugar. Pero, sobre todo, porque pasar nuestro tiempo en entornos naturales nos ayuda a recordar que somos parte de la naturaleza y entendemos mejor la importancia de conocerla y respetarla.

La importancia de estar en contacto con la naturaleza que nos rodea para conocerla y entenderla nos beneficia en lo inmediato (¿has oído hablar de los baños de bosque o de la terapia hortícola?) y a largo plazo. Sobre este último aspecto encontrarás muchos libros que hablan de los beneficios de vivir en contacto y sintonía con la naturaleza. Lee por ejemplo La nación de las plantas.

En este post, en cambio, quiero centrarme en las plantas medicinales y el uso tradicional. La sabiduría en este campo es más importante de lo que podríamos pensar. Algunos grupos científicos ya avanzan la propuesta de investigar plantas medicinales de uso tradicional porque podría ser el camino más rápido, eficaz y económico para desarrollar nuevos fármacos.

A continuación, te traigo un resumen de algunos estudios y reportajes que respaldan este enfoque y al final del post encuentras los enlaces a las fuentes que he utilizado.

El futuro de la medicina se apoya también en la tradición

Con la atención hacia los problemas del día a día y con el avance de la tecnología en campo médico y farmacéutico es fácil olvidarse uno de los elementos presentes en la naturaleza, que han contribuido a nuestra comprensión actual de cómo funciona nuestro organismo y cómo se curan las enfermedades: las plantas. Siempre ellas.

Si en el pasado las hierbas medicinales han contribuido al desarrollo de la medicina es lógico pensar que tienen todas las cartas para seguir siendo una referencia de cara al futuro.

El uso tradicional de las plantas medicinales es clave para el desarrollo de nuevos medicamentos. Lo han demostrado los etnobotánicos y lo recalcan grupos de investigadores científicos.

¿Por qué el uso tradicional de las plantas medicinales es fundamental aún hoy día, en un mundo donde la tecnología parece ser la solución a todo? 

Antes de pasar a contestar a esta pregunta, te invito a conocer algunas de las contribuciones de las plantas a la medicina actual.

¿Cómo han contribuido las plantas a la medicina actual?

Durante miles de años las plantas han sido la principal fuente de medicamento. Al menos hasta principios del siglo XX con el descubrimiento de los antimicrobianos.

Muchas de las plantas que se utilizaban como tratamiento hace miles de años se utilizan con el mismo fin en la actualidad.

Cerca del 20% de las sustancias utilizadas hoy en día por las farmacéuticas son de origen vegetal o son el equivalente sintetizado de los principios activos vegetales.

Estos datos están publicados en la revista DDW que también propone algunos ejemplos de sustancias vegetales que siguen siendo muy importantes para la medicina:

  • Salix spp: del que se obtiene la aspirina (analgésico).
  • Atropa belladona: para la atropina (colinérgico y dilatador de las pupilas).
  • Papaver somniferum: para la morfina (analgésico y antitusivo).
  • Cinchona ledgeriana: para la quinina (antimalárico).

Estos son solo algunos ejemplos de sustancias vegetales que aún hoy día son la base para la producción de fármacos. Muchas sustancias están en fase de estudio y quedan otras tantas por investigar y descubrir incluso.

¿Qué oportunidades podrían brindarnos en el futuro?

A pesar de que a veces la medicina occidental mira al uso tradicional de las plantas con escepticismo, no se puede negar que en parte el conocimiento actual de la medicina se basa en el descubrimiento de la acción de sustancias vegetales de uso tradicional.

El uso de plantas medicinales y sus extractos en occidente ha ido creciendo en las últimas décadas, empujado por el interés de consumidores cada vez más informados.

En este panorama las organizaciones que regulan la producción y la difusión de estos productos naturales (por ejemplo, la Agencia Europea de Medicamentos) trabajan para garantizar la seguridad de los ciudadanos. Desde una perspectiva científica, esta tendencia es positiva porque:

  • Por un lado, el simple hecho de que estas sustancias tienen efectos o pueden interactuar con otros fármacos demuestra que también pueden producir efectos farmacológicos.  
  • Por el otro, induce a establecer un control sobre las sustancias vegetales empleadas, creando bases de datos con informaciones relativas al origen, efectos e interacciones.

En la actualidad hay varias sustancias de origen vegetal que se están investigando y que son prometedoras:

  • El Ginkgo biloba por sus posibles efectos contra la degeneración cognitiva.
  • La Hierba de San Juan con sustancias que ayudarían a tratar la depresión.
  • El Té verde con sustancias anticancerígenas.

¿Por qué el uso tradicional y los conocimientos sobre las plantas cuentan?

El conocimiento acumulado sobre las propiedades de algunas plantas es el fruto de siglos de usos de esas especies. No obstante en ocasiones solo se trate de anécdotas, estas informaciones cuando son accesibles pueden ser el punto de partida para entender la acción de algunos principios activos. 

A la vez, las especies de uso tradicional pueden acelerar el proceso de investigación aumentando la probabilidad de la tasa de éxito frente a la selección aleatoria de especies vegetales.

Otro aspecto importante que deriva de la experiencia consiste en la reducción del riesgo de toxicidad. El ahorro de dinero y de tiempo también representan una consecuencia a favor del desarrollo de nuevos fármacos.

Estos aspectos están siendo considerados por diversos grupos de investigación, tanto por investigadores orientales que se forman en occidente, como por los occidentales que empiezan a tener acceso a sistemas de medicina tradicional como la Medicina China, la Ayurveda y Unani.

Un ejemplo es el enfoque integrado entre sabiduría Ayurveda e investigación científica propuesto por un grupo de investigadores en India.

Se estima que existen más de 28.000 especies vegetales con propiedades curativas en el mundo. Apoyar la búsqueda de plantas medicinales potencialmente eficaces utilizando el conocimiento y la experiencia que derivan de la tradición podría ser la vía más rápida para descubrir y desarrollar nuevos fármacos.

Si te interesa esta temática te sugiero leer más en los enlaces aquí abajo. También, puedes dejar tus comentarios, opiniones e información relacionada en los comentarios.

Fuentes consultadas:

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3456845/

https://www.ddw-online.com/therapeutics/p148619-plants-as-a-source-of-new-medicines.html

https://www.who.int/mediacentre/news/releases/2004/pr44/es/

También te podria interesar

Historia, características y propiedades del tomillo

Pautas para la cosecha de plantas medicinales y aromáticas

Hinojo silvestre: cómo reconocerlo y aprovecharlo

Deja tu comentario