Case delle erbe, donde las plantas curan cuerpo, mente y espíritu

| |

Las plantas pueden mejorar nuestro estilo de vida de muchas maneras. Empezando por aquellas comestibles que nos alimentan y las hierbas medicinales que con sus propiedades pueden curar y aliviar enfermedades.

Cuidar del  jardín o del huerto, también, puede mejorar nuestro estado de ánimo y actuar positivamente en caso de desequilibrios psicológicos. Todo esto ya lo sabrás e incluso algunos beneficios los habrás experimentados en primera persona.

Sin embargo, podría sorprenderte saber que hay plantas que pueden salvar un territorio, contribuir al recupero de una sociedad reanimando su economía, fomentar un estilo de vida más sano y en armonía con la naturaleza.

Las plantas que pueden cambiar el mundo son muchas, solo hay que saber identificarlas. Con este propósito nacen Le Case delle Erbe, Las Casas de las Hierbas en castellano. Un movimiento ya arraigado en Italia y en constante crecimiento.

Quién me ha hablado por primera vez del proyecto ha sido Alessia, una apasionada de plantas medicinales y estilo de vida sano que ya te he presentado en otra ocasión. Cuando hace unos meses me explicó de qué se trataba me pareció algo tan fascinante que mi primer pensamiento fue compartirlo aquí contigo.

El proyecto tiene años de historia a sus espaldas. De hecho,  Le Case delle Erbe es el resultado de un trabajo que empezó hace más de 20 años impulsado por Maria Sonia Baldoni, conocida como la Sibilla delle Erbe.

Esta mujer con carácter y apasionada de la naturaleza empezó a investigar, recuperar y difundir por toda Italia las tradiciones y el conocimiento sobre las plantas silvestres comestibles.

Maria Sonia Baldoni en un curso de identificación de plantas comestibles.

La salvaguardia y el recupero del patrimonio social, natural e histórico es el principio sobre el cual se fundan Le Case delle Erbe, que hoy en día ya son más de 40 distribuidas por toda Italia.

Pero, ¿qué son exactamente estos sitios y cómo podrían contribuir para un mundo mejor?

Para entrar más en la atmósfera de estos lugares, he entrevistado Daniela Verbena, fundadora y organizadora de actividades en La Casa delle Erbe de Casaldianni que nos los explica con palabras e imágenes a continuación.

Antes de hablar del proyecto de Le Case delle Erbe, ¿quién es Daniela Verbena?

Soy una recolectora, naturalista, investigadora de antiguas recetas y leyendas sobre las hierbas. He nacido y me he criado en una familia campesina de la Pianura Padana y el encuentro con la naturaleza siempre ha sido directo e intenso. Así, desde siempre he mantenido una fuerte conexión con madre naturaleza y respeto hacia todos los seres vivos.

Desde hace tres años organizo cursos de identificación y elaboración de las hierbas. Mi recorrido siempre ha estado relacionado con el cuidado físico, mental y espiritual. Soy operadora holística, practico Shiatsu y Yoga.

Daniela Verbena, apasionada de la naturaleza y maestra recolectora.

¿Cómo conociste Le Case delle Erbe?

En 2012 asistiendo a un festival vegano en Italia conocí Antonio d’Andrea y Angelo Bucci con su stand lleno de hierbas y flores comestibles que nunca había experimentado antes. Antonio hacía zumo de ortiga prensada a mano 7 veces y nos lo dio a probar. Luego preparó la pasta con ortiga y muchas recetas más. Fue una experiencia increíble y me gustó tanto que un año después en otro festival creamos juntos unos patés de hierbas. Fue en esa ocasión que empecé a ver el nombre de la Casa delle Erbe y quedé muy curiosa por saber más.

En 2013 me mudé al Sur de Italia, en Campania, y un día me encontré con Maria Sonia Baldoni. Junto a Nathalie Siviglia participé a sus cursos y viéndonos tan apasionadas nos invitó a crear la escuela de recolectoras de Benevento. Así empezó la historia de la “Casa delle Erbe di Casaldianni”.

Al oír hablar de Le Case delle Erbe por primera vez me imaginé una casa en el campo, rodeada por flores de muchas variedades. ¡Cuéntanos más detalles!

La Casa delle Erbe di Casaldianni ha sido nuestro start-up. Ha sido posible gracias a la colaboración de Nathalie Siviglia y de los chicos y chicas de la cooperativa agrícola social Lentamente.

La casa-escuela se sitúa en las colinas del Sannio, territorio entre las regiones de Molise y Campania en los Apeninos meridionales con sus zorros y jabalíes.

Aquí cultivamos antiguas variedades de trigo y cáñamo en un entorno rico de hierbas y arbustos de espino blanco y endrino.

Cada territorio tiene sus hierbas y nosotros nos ocupamos de recolectarlas de forma sostenible. De este modo aprovechamos para explorar este magnífico territorio que confina también con la región de Puglia.

Elaboramos infusiones, mermeladas, oleolatos y vinos medicinales siguiendo las recetas de Hildegarda de Bingen. Hemos creado una gran variedad de productos en el tiempo y este año llegará un extractor de aceites esenciales.

¡La naturaleza es tan bondadosa que a veces es muy difícil elegir qué hacer!

Salidas para identificación de plantas.

¿Cuál es el objetivo de esta iniciativa, que ya tiene las dimensiones de un movimiento social en Italia?

Educar a los jóvenes a la abundancia reconectándoles con la tierra y las tradiciones antiguas significa dar un nuevo valor al territorio.

Este es el aspecto educativo más profundo del proyecto, aunque menos evidente. Es una formación continua durante la recolección, los usos, las aplicaciones y la elaboración de las hierbas silvestres.

Además, la recolección de hierbas silvestres involucra varios aspectos relacionados con las curas de prevención y rehabilitación, y el bienestar psicológico.

Se involucran y crean así nuevos perfiles profesionales, capaces de unir la recolección de hierbas silvestres con la curación de afecciones físicas y psíquicas.

Las colinas del Sannio, Provincia de Benevento.

¿Qué requisitos hay que tener para crear una Casa delle Erbe?

Entre los requisitos para crear una Casa delle Erbe, ante todo, la pasión por las hierbas y ganas de salvaguardar la tierra, ser guardianes y promotores del entorno y del inmenso patrimonio que nos regala la tierra.

Aquí las hierbas son centinelas e indican el desarrollo y la estructura de la tierra. No es necesario tener especializaciones y títulos, aquí se aprende con la experiencia directa en el campo, probando, observando y transformando. Un enfoque sensorial que permite una conexión profunda con las plantas, con el planeta.

Esto es lo que nos proponemos para contribuir a un mundo sin desperdicios, contaminación, sin todo lo que ha enfermado la humanidad. Sabemos que es necesario mucho tiempo para sanar el planeta, pero también sabemos que la Tierra es un ser que se transforma continuamente. ¡Su fuerza nos da la esperanza!

Las hierbas se transforman desde hace miles de años antes que el hombre. Por eso, creemos que la conexión es fundamental para un crecimiento sinérgico. Queremos crear una nueva cultura capaz de reconocer y establecer una conexión hombre-naturaleza hecha de respeto y mutuo apoyo.

Círculo sinérgico de las plantas medicinales en Casaldianni.

¿Existe algún tipo de organización y gestión central para coordinar todas las casas?

Cada casa es autónoma y cada una hace lo que es mejor para su entorno. Se especializa en lo que más interesa y apasiona, porque ¡otro ingrediente imprescindible es la felicidad!

Las recolectoras-maestras son los elementos principales para empezar con la identificación de las plantas. Cada una de nosotras tiene intereses comunes y a la vez específicos, pero todas nos enfocamos en las plantas comestibles.

Antes de crear una nueva casa se realizan 4 encuentros para identificar y recolectar durante cada estación. Luego se hacen los cursos de especialización (cosmética, tintura, Flores de Bach, etc.).

Entre las casas nos intercambiamos recetas, ideas y en el verano nos encontramos en los festivales de las hierbas, encuentro de identificación de hierbas abiertos a todo el mundo.

¿Cómo es un día típico en La Casa delle Erbe di Casaldianni?

Un día típico en la casa empieza con la recolección. Cada período es bueno para recolectar plantas comestibles solo hay que saber dónde se encuentran.

Por eso, caminamos y así conocemos mejor el territorio y todos los detalles de este mágico mundo que tenemos la suerte de vivir, explorar y contemplar.

Una vez recolectadas las hierbas volvemos para cocinarlas, con energías y regenerados. Cada uno colabora en la preparación y ¡a comer!

Por la tarde, con calma, elaboramos las hierbas secando, triturando, macerando y aprendiendo los secretos de las plantas.

¿Tenéis actividades programadas para este verano?

Normalmente, los fines de semana realizo cursos y talleres y los que lo deseen pueden seguirme para participar en los varios proyectos sociales que estoy organizando.

Las actividades programadas para este verano son:

  • La semana de los recolectores, 20-25 de junio en San Giovanni delle Janare y 10-16 de julio en San Giorgio del Sannio.
  • Festival de las hierbas, 15-16 de julio en San Giorgio del Sannio.
  • Las semanas de los recolectores de hierbas, 14-27 de agosto en Capracotta.
  • Aquí puedes saber más sobre los cursos, eventos y encuentros

¿Quién puede participar en las actividades?

Todos pueden participar en nuestro cursos y actividades. Hablamos con términos simples apto también para los que tengan menos experiencia y a los que se acercan por curiosidad. ¡Ningún requisito específico, solo tienes que abrir el corazón!

¡Os espero en La casa delle Erbe!

¡Gracias, Daniela! Espero conocerte pronto en La Casa delle Erbe de Casaldianni 🙂

Para saber más acerca de este proyecto, contactar Daniela (severgini.daniela at gmail.com) o visitar la web de la Cooperativa Lentamente 

*Imágenes: Daniela Verbena y La Casa delle Erbe

También te podria interesar

5 blogs sobre remedios naturales que no te puedes perder

¿Las hierbas secas y las especias caducan?

¿Dónde puedo comprar un deshidratador de alimentos?

Deja tu comentario