Las mejores infusiones para los gases

| |

Este tema en algunos podría provocar sonrisas, en otros causar vergüenza, pero para un buen porcentaje de la población representa una verdadera pesadilla. La presencia de gases a nivel intestinal puede llegar a ser muy incómoda cuando por algún motivo resulta difícil liberarlos. En estos casos, las infusiones para los gases son un gran alivio.

Digamos que las flatulencias equivalen a los estornudos, pero cien veces más embarazosas. Y, como no se habla tan fácilmente de ellas, quiero dedicarle un poco de espacio antes de pasar a hablar de las plantas medicinales para los gases.

¿Por qué algunas personas producen más gases que otras?

Una media de cien billones de bacterias son las responsables de nuestra salud. Conocidas también como microbiota o flora intestinal, estas bacterias son las que hacen que nuestro organismo se deshaga de los alimentos no digeribles, por ejemplo, la fibra vegetal.

La relación de simbiosis que se crea en nuestros intestinos es algo único que nos permite estar vivos y en buena salud.

Estas bacterias, además de fermentar los alimentos no digeribles produciendo vitaminas y ácidos grasos, son las que regulan nuestro sistema inmunitario. De ahí la gran importancia de cuidar de nuestra flora intestinal para evitar enfermarnos.

Gracias a la digestión podemos extraer de la comida los nutrientes para nuestra sobrevivencia y expulsar todo lo que no es necesario. Sin embargo, cuando por algún motivo la producción de gases es excesiva puede llegar a ser molesta para algunas personas.

Las causas del meteorismo

Cuando los gases pasan a ser un problema porque nos hacen sentir incómodos, nos provocan retortijones o son malolientes, es importante detectar la causa. El meteorismo intestinal, generalmente puede ser originado por:

  • Una mala masticación de los alimentos. Cuando masticamos mal y rápidamente, además de tragar aire, estamos dificultando la digestión.
  • Una dieta con exceso de grasas saturadas, harinas y azúcares refinados.
  • Cambios en la dieta.
  • Consumir mucha fibra vegetal.
  • El uso de algunos fármacos, como los antibióticos, que alteran la flora intestinal.
  • El estrés.
  • La vida sedentaria.

Conocer las causas puede ayudar a mejorar los hábitos y evitar el problema. Aun así, las plantas siempre son unas buenas aliadas para ayudar la digestión y reducir la formación de gases a nivel intestinal.

Infusiones que ayudan a reducir los gases

Los principios activos de algunas plantas tienen efectos positivos sobre el proceso digestivo. Las plantas a continuación poseen propiedades carminativas, que ayudan a relajar la musculatura intestinal si estamos tensos, mejoran el tránsito, reducen la fermentación a nivel intestinal y, consecuentemente, los gases.

1. Hinojo (Foeniculum vulgare Miller)

Los frutos de la planta tienen efecto carminativo y digestivo. En infusión, utilizar de 5 a 7 g por taza.

2. Menta (Mentha x Piperita)

Las hojas de la planta son un óptimo digestivo. Dos cucharadas de hojas frescas (1 de hojas secas) por cada taza de agua.

3. Anís (Pimpinella anisum)

El fruto, popularmente llamado semilla, se utiliza en infusión. Dosis: una cucharadita de frutos de anís por 250 ml de agua.

4. Comino (Cominum cyminum L.)

También en este caso se utiliza el fruto de la planta. Para la infusión necesitas una cucharadita de frutos (2,5 g aproximadamente) por cada taza de agua.

5. Manzanilla (Matricaria recutita)

La manzanilla es una buena opción para calmar los espasmos y facilitar la eliminación de gases.

6. Canela (Cinnamomum verum)

Es ideal en el invierno, porque además de ser digestiva y carminativa, la corteza de este árbol oriental, ayuda a calentar el cuerpo y prevenir resfriados.

Buenos hábitos para reducir los gases intestinales

  • Utilizar hierbas culinarias mediterráneas en la cocina es un buen hábito que ayuda a mejorar la digestión.
  • La canela, el hinojo, el anís, la menta, el comino, son plantas ideales para introducir en tu dieta si sufres de gases intestinales excesivos. Puedes tomarlas en infusión después de las comidas principales.
  • Detectar las causas es muy importante. Hablar con un experto puede ayudarte a detectar el origen del problema y ayudarte a actuar para prevenirlo.
  • Hacer actividad física ayuda a mejorar el tránsito intestinal y la salud en general.
  • Dar un paseo de 10 minutos después de la comida ayuda a relajar, empezar bien la digestión y volver al trabajo más despejados.

Si no expulsas gases, ¡preocúpate!

Todos liberamos en media diez flatos por día, puesto que es un proceso vinculado con la disgregación de los alimentos a través de los ácidos y la fermentación durante la digestión. Los que dicen que su organismo no produce gases mienten, o tienen algún problema, porque, en realidad, liberar gases tiene muchos beneficios.

Los gases pueden decirnos mucho acerca de nuestra salud

Creo que todos deberíamos tomar conciencia acerca de nuestra relación con este fenómeno fisiológico, porque puede decirnos mucho acerca de nuestra salud.

Si, por un lado, algunos alimentos, tipo lácteos, fibra vegetal (especialmente coles, brócolis y legumbres) y azúcares refinados contribuyen a la producción de gases sulfúricos durante la digestión, por el otro, el mal olor junto a una serie de síntomas durante la digestión podría indicar:

  • Daños del tejido intestinal
  • Alergias alimentarias
  • Celiaquia
  • Enfermedades inflamatorias
  • Gastroenteritis

Por eso, mejor no subvalorar las señales de nuestro cuerpo y hablar con un médico si notamos molestias.

Si, ocasionalmente, sientes tensión abdominal o sufres retortijones a nivel intestinal causados por la presencia de gases, prueba con una de las infusiones que te he propuesto y empieza a observar tu cuerpo. Con pequeños cambios podrás reducir poco a poco las molestias, mejorar la vida de tu flora intestinal y sentirte más saludable.

También te podria interesar

¿Qué tipo de planta escoger según tu personalidad?

Friluftsliv: la pasión por las actividades en contacto con la naturaleza

¿Es cierto que las infusiones caducan?

Deja tu comentario