Malva: una planta común, buena para la salud

| |

Estas semanas, paseando cerca de casa, he encontrado una planta de malva en flor. Al principio pensé que me estaba equivocando,  a pesar de que la malva tiene una floración bastante persistente y larga, es un poco raro que florezca en diciembre. Pero sí, era malva silvestre, imposible no reconocerla. 

De hecho, si la mente no me engaña, creo que la malva es una de las primeras plantas que he aprendido a reconocer cuando era niña. Recuerdo que las malvas crecían en el jardín y con mi hermano nos entreteníamos recolectando y pelando los frutos en forma de panecillos para comerlos o para nuestros juegos. 

Otro detalle que me acordé de la planta de la malva es que, aunque el invierno no sea su período de floración propio, sí que podemos aprovechar sus flores secas especialmente en los meses más fríos del año para cuidar nuestra salud y bienestar.

Por este motivo, creo que este es el mejor momento para compartir este post en el que te explico más detalles sobre esta planta medicinal y comestible que crece espontánea en el campo y en las ciudades.

¿Qué otro nombre tiene la malva?

La malva es una planta que se aprovecha en la cocina y como remedio natural desde hace siglos y su nombre viene del latín malva, que hace referencia al color de la flor de esta planta y también a su acción de ablandar, suavizar. Este último significado hace referencia a las propiedades de la planta que es rica en principios activos emolientes y calmantes.

El nombre científico de la planta de malva común es Malva sylvestris, el nombre malva se utiliza también para otras variedades de la misma familia. Actualmente se incluyen unas 30 variedades dentro del género malva y en España se encuentran unas diez entre las cuales la Malva sylvestris es la más común.

Debido a su abundante distribución en toda Europa y al uso que se hizo de la planta a lo largo de los siglos, la malva se conoce también con una infinidad de nombres populares: malva mayor, botonera, malva dulce, chicha y pan, malva medicinal, rosquillas, quesitos y un largo etcétera.

¿Cómo es la planta de malva silvestre?

La Malva sylvestris se caracteriza por sus flores de tonos rosados o púrpura con venas más oscuras en cada pétalo.

En esta imagen de la planta que he encontrado hace unos días puedes ver claramente este detalles de las flores, aunque ya no estuvieran tan frescas.

La flor de malva con su color característico.

A diferencia de otras plantas más difíciles de reconocer en ausencia de flor, la malva tiene unas hojas bastante grandes y palmeadas que se reconocen fácilmente.

La planta de malva silvestre tiene hojas grandes y lobuladas.

Es una planta herbácea muy ramificada que puede medir hasta 150 cm de alto y algunas especies son anuales y otras perennes.

¿Para qué sirve esta planta?

Las plantas de malva se han utilizado desde tiempos antiguos como alimento. De hecho, todas las partes de esta hierba son comestibles. Las hojas, las flores y los tallos se han utilizado en varias recetas de la tradición campesina porque era una especie muy difundida.

Pero por sus propiedades la malva también ha conquistado las mesas de personajes históricos de renombre. Parece que Cícero adoraba comer brotes de malva y Carlomagno llegó a incluir en el acta legislativa que el cultivo de esta planta fuera obligatorio en todos sus jardines privados.

Más allá de los usos culinarios, la planta de malva también se ha utilizado como un remedio para curar cualquier tipo de mal. Hasta se ha llegado a considerarla como una planta imprescindible durante el medioevo porque se le atribuía la capacidad de favorecer el comportamiento moderado.

Hoy en día la malva aún se utiliza en algunas recetas tradicionales y las herramientas científicas han permitido comprobar el alto porcentaje de mucílagos presente sobre todo en la flor de malva.

Propiedades de la malva como planta medicinal

Las plantas con mucílagos como la malva tienen un efecto demulcente. Dicho de otra forma, los mucílagos son sustancias viscosas que actúan como una protección, así como hacen las mucosidades en las mucosas.

Por este motivo, en fitoterapia la planta de malva se utiliza para aliviar las inflamaciones de las vías respiratorias y sobre todo para calmar la tos. También se aprovecha como laxante suave, gracias a su abundancia en mucílagos que estimulan el movimiento intestinal.

¿Qué parte se utiliza de la malva en fitoterapia?

Se utilizan las flores secas y las hojas de malva desecadas. Las flores se pueden emplear sobre todo en la preparación de tisanas o infusión de malva y es recomendada para calmar la tos seca.

Las hojas y las flores en infusión o decocción también se utilizan para enjuagues bucales o a nivel tópico para reducir inflamaciones de la piel.

Contraindicaciones de la malva

Como se indica en el Manual de fitoterapia y en el vademecum de plantas medicinales fitoterapia. net, no hay evidencia de efectos secundarios de la malva tomando las dosis recomendadas. Aun así, por su alto contenido en mucílagos se aconseja evitar la ingesta de preparados a base de malva junto con medicamento, puesto que estos principios activos pueden reducir la asimilación de los fármacos y sus efectos.

¿Tú también has aprendido a reconocer la planta de malva en tu infancia? Nosotros, en italiano, llamábamos a los frutos “formagelle”, que serían quesitos en castellano.

Si has jugado con los frutos de malva en tu infancia, te espero en los comentarios para saber qué nombres les dabas. 

También te podria interesar

¿Qué son las tisanas y para qué sirven?

Uso tradicional de las plantas medicinales: clave para el descubrimiento de nuevos fármacos

Criterios de calidad y seguridad en la recolección de plantas medicinales

Deja tu comentario