¿Es cierto que las infusiones caducan?

| |

Las infusiones de hierbas tanto en bolsitas como a granel, por lo general no caducan. Las flores, los tallos y las hojas que se utilizan para prepararlas son secas y comparten las mismas características de durabilidad de las especias. Por este motivo, si te fijas en los envases de las infusiones y tés, verás que se indica una fecha de consumo preferente, pero no de caducidad. Si quieres entender mejor la diferencia te sugiero hacer un paréntesis y leer más detalles en este artículo antes de seguir leyendo.

A continuación, te explico cuánto tiempo duran las hierbas secas y cómo se conserva una infusión.

¿Cuánto duran las infusiones?

Lo más correcto es hacer referencia a la fecha indicada por el fabricante. Esta fecha tiene que estar indicada en el envase de los productos comercializados bajo etiqueta de “consumo preferente”.

Con las infusiones a granel tendrás que preguntar la fecha de consumo preferente del lote en la tienda donde las compres. 

Para las infusiones hechas con plantas secas que has cosechado en tu huerto o jardín, yo personalmente recomiendo conservarlas como mucho un año. Por un lado, porque disfruto del proceso de preparación y secado de plantas aromáticas y medicinales, por el otro, me gusta tomar infusiones muy aromáticas. 

Puedes descargar mi ebook gratuito si quieres aprender todo sobre el secado de plantas aromáticas y medicinales.

No obstante, ten en cuenta que todas estas fechas son solo indicativas y en la mayoría de los casos podrás seguir utilizando tus infusiones incluso después de la fecha de consumo preferente.

¿Puedo tomar infusiones vencidas?

Si en casa tienes manzanilla caducada, o mejor dicho, cuya fecha de consumo preferente haya vencido, en la mayoría de los casos podrás tomarla sin ningún problema.

De todos modos, antes de preparar la infusión, te sugiero:

  • Revisar si la caja de infusión está intacta, a veces puede llevar sorpresas como la presencia de insectos o hongos por la humedad y malas condiciones de almacenamiento.
  • Observa el color de las hierbas y su aspecto en general, si no te convence mejor no tomarlas.
  • Fíjate en el aroma. ¡Si es manzanilla tiene que oler a manzanilla y no a tabaco! Las hierbas pueden perder completamente su aroma incluso antes de la fecha de consumo preferente si no se conservan bien.
  • ¡Ojo con la etiqueta! Algunas infusiones liofilizadas o solubles sí pueden tener fecha de caducidad.

Si tomas una infusión después de la fecha de consumo preferente indicada por el fabricante, por lo general, lo peor que puede ocurrir es que la infusión no tenga aroma.

De hecho, la pérdida de aroma y sabor puede ocurrir incluso antes de que llegue la fecha de consumo preferente si el envase o la bolsita no se conservan correctamente. 

¿Qué hacer para evitar que esto ocurra? ¡Aquí van algunos consejos!

Pautas para conservar infusiones en bolsitas o a granel

Una de las cosas que más me gusta de las infusiones es el aroma. El gusto también, claro, pero el aroma es lo que viene primero. Incluso, a veces, me dejo guiar por el olfato para elegir la infusión que más me apetece tomar en ese momento. El perfume de algunas infusiones como la naranja o el cantueso es incluso terapéutico, porque nos relaja y nos ayuda a aliviar molestias debidas al estrés.

Por el contrario, la ausencia de aroma en una infusión hace que no sea tan apetecible. Además, nos indica que ha perdido sus propiedades. En estos caso, poco disfrutaremos de sus beneficios y sabor.

Para evitar que esto ocurra hay que seguir algunos pasos muy sencillos:

  • Comprar plantas aromáticas y medicinales solo en tiendas de confianza, o cosecharlas siguiendo ciertas reglas.
  • Asegurarse de que la fecha de fabricación sea reciente.
  • Revisar la fecha de consumo preferente.
  • Una vez abierto el envase consumir la mezcla en el menor tiempo posible.
  • Guardar las infusiones en su caja si las bolsitas están selladas o en un contenedor hermético si son bolsitas o plantas sueltas.
  • Conservar las infusiones en un lugar oscuro y seco.

Otra forma de evitar que las infusiones caduquen o pierdan el aroma consiste en comprar solo una o dos a la vez. Sé que esta es una pauta muy difícil de seguir si te gustan las infusiones, a mí me cuesta porque me encanta tener siempre muchas especias y plantas para infusión, pero es la forma más eficaz para evitar que se queden por ahí olvidadas.

 ¿Qué hago con las bolsitas de infusiones caducadas?

Si has inspeccionado una infusión y la has descartado porque ha perdido sus propiedades organolépticas, antes de tirarla a la basura tienes muchas opciones para aprovecharla:

  • Utilizar las flores y las hojas para hacer un ambientador para el hogar.
  • Aprovecharlas para hacer manualidades si tienes niños.
  • Añadir las plantas (y la bolsita si es compostable) en las macetas de tus plantas.
  • Ponerlas en la bañera cuando tomas un baño relajante.

Espero que los consejos que te he traído hoy te resulten útiles para disfrutar de unas buenas infusiones. 

¿Tienes más dudas acerca de la conservación de las infusiones y su caducidad? Te espero en los comentarios.

También te podria interesar

Terapia hortícola: cuidar las plantas es bueno para la salud

Cómo preparar infusiones de hierbas [infografía]

5 blogs sobre remedios naturales que no te puedes perder

Deja tu comentario